Irlanda del Norte 2018

Jueves, 11 de octubre de 2018 

Aprovechado el puente del Pilar, nos vamos a Irlanda del Norte a hacer el típico y tópico recorrido circular por la costa, entre las ciudades de Belfast y Londonderry, la ruta costera Causeway.

Salimos del Aeropuerto de Girona a las 17:20 horas para estar desembarcando en el Aeropuerto Internacional de Belfast a las 19:00, hora local. Es una hora menos que en España.

Vuelo con Raynair 84 € dos personas ida y vuelta.

Lo primero será ir a recoger nuestro coche de alquiler. Lo tendremos 4 días y nos sale por 91 €, después de añadirle un seguro extra. 

Como en esta parte de Irlanda la moneda utilizada es la libra, vamos a un cajero a sacar dinero y cual es nuestra sorpresa que nos quieren cobrar casi 50 euros de comisión por 250 libras, con lo que cancelamos la operación y cambiamos 50 euros antes de salir del aeropuerto por si lo necesitamos.

Tardamos alrededor de hora y media en llegar a la ciudad de Londonderry, también llamada Derry. Lo malo es el conducir de noche y por la izquierda, aunque salimos airosos de la experiencia.

Llegamos a nuestro bred&breakfast, City Centre B&B, regentado por un matrimonio mayor encantador, Conor y Peggy. Precio de la noche con desayuno incluido 48 €.

Nos han mandado esta mañana un mensaje preguntándonos la hora de llegada, ya que tenían que salir por la tarde-noche. Al llegar probamos si hay suerte y están, pero como no es el caso, dejamos aparcado el coche en la puerta de la casa y nos vamos a buscar un lugar donde cenar. 

No muy lejos está Quaywest Wine Bar & Restaurant, donde nos atienden por los pelos ya que están a punto de cerrar la cocina y eso que son las nueve menos diez de la noche.

Para no dar mucho la lata tomamos algo rápido, unas hamburguesas con sus patatas fritas, por cierto muy buenas ambas cosas, con unas Guinness. Precio 30 €.

De regreso a casa coincidimos que a la vez que nosotros, llegan nuestros anfitriones. Como he dicho antes majísimos. Peggy nos da folletos de la ciudad y nos informa de los lugares que ver al día siguiente.

Y por fin nos vamos a descansar que mañana nos espera un día posiblemente pasado por agua.

Viernes, 12 de octubre de 2018

Se ha tirado toda la noche lloviendo y soplando mucho aire, parecía que estábamos en casa con tramontana!!

Al levantarnos ya no llueve, aunque está nublado. A ver si aguanta el día.

A eso de las 9 de la mañana ya estamos desayunando en el comedor. Un lugar muy acogedor lleno de fotos de la familia de la casa.

El desayuno el típico irlandés, con sus huevos, bacon, salchichas y como no, su pan con mantequilla y mermelada o cereales, a parte zumos, café o té.

Una vez que hemos pagado y devuelto la llave de la habitación dejamos las mochilas en el coche y nos ponemos rumbo al centro de la ciudad. 

Nosotros como estamos en Northland Road, a un cuarto de hora caminando de la muralla, lo primero que encontramos es la Catedral católica de San Eugenio, construida en el siglo XIX. No entramos a verla porque estaba llegando gente a un funeral y nos pareció una falta de respeto hacia los familiares.

Eso sí, el recinto es muy grande y lo vemos por el exterior.

Continuamos y en menos de cinco minutos estamos contemplando nuestros primeros murales en el barrio de Bogside, en la Free Derry Corner. 

Estos murales se encuentran en la zona donde el 30 de enero de 1972, día conocido como el Domingo Sangriento, murieron catorce personas por las protestas a favor de los derechos civiles de los católicos en Irlanda del Norte.

Después de dedicarles un tiempo, nos dirigimos al interior de las murallas, ya que el casco histórico está completamente amurallado.

Es la única ciudad de Irlanda con esta característica y en donde encontramos siete puertas de entrada.

Recorremos su kilómetro y medio de murallas, ya que desde aquí pasaremos por los principales monumentos.

No se cobra entrada, se pueden visitar gratuitamente.

Así, entre otros lugares, veremos la Iglesia de San Agustín, que parece de cuento y me ha encantado rodeada de tumbas.

El Museo de la Torre con dos exposiciones permanentes, una, nos cuenta la historia de Derry y la otra, la historia de uno de los barcos más grandes de la Armada española, La Trinidad Valencera, que se hundió en la costa de Donegal en 1588 y fue redescubierto por buzos de la ciudad en 1971. Ademas tenemos unas bonitas vistas de la ciudad desde la parte alta.

La Iglesia de Santa Columba que se puede visitar gratuitamente pero suele pedirse una donación para el mantenimiento del edificio. 

En el interior hay muchas vidrieras, banderas de regimiento y una gran colección de objetos históricos de los asedios.

Durante el paseo por encima de la muralla se pueden ver 24 cañones que fueron restaurados en 2005 y que se usaron durante los dos asedios que tuvo la ciudad en el siglo XVII.

Extramuros, encontramos el Guildhall, el Ayuntamiento que se puede visitar gratuitamente y muy cerca podemos acceder al otro lado del río por el Puente de la Paz. 

Pues damos por finalizada nuestra visita y nos dirigimos a por el coche para iniciar lo que nos ha traído aquí, la ruta costera Causeway.

El primer lugar al que encaminamos nuestro pasos es al Templo de Mussenden que se encuentra en los alrededores de la playa de Downhill cerca de Castlerock, una de las localizaciones de Juego de Tronos.

Las vistas desde aquí son fantásticas.

Fue construido inspirado en el Templo de Vespa, como una biblioteca de verano y actualmente en él se pueden celebrar matrimonios civiles.

El precio de la visita son unas 5 libras pero como el día no acompañaba por el viento tan fuerte que hace y gracias a eso no nos ha llovido en todo el día, no hay nadie para cobrar los tickets. Por lo que no pagamos.

Si recorremos un poco los alrededores nos encontramos con bonitos lugares como este.

Como va siendo hora de comer decidimos ir hasta el pueblo de Portrush.

Después de dar un paseo por la localidad buscando un lugar, nos decantamos por el bistró de un hotel llamado Adelphy, que calidad-precio parece que tiene buena pinta.

Puedes elegir por 6,5 libras un puré o sopa del día con un sandwich, pero nosotros pedimos de la carta del menú de medio día.

Un puré con un plato de pollo asado con verduras y su salsita, una cerveza y agua, que no te cobran al ser del grifo y que muchos comensales tienen en sus mesas, nos salio por 25 €

Como hemos paseado un rato por el lugar para buscar restaurante hemos visto varios cafés por la zona, así que nos vamos a uno de ellos a hacer la sobremesa. Un capuchino y un expreso unos 5 euros.

Continuamos por la carretera de la costa en dirección al Dunlace Castle, parando en varios miradores, para ver entre otras cosas White Rocks, una de las playas de Portrush.

Ya tenemos las primeras vistas del castillo.

Esta es otra de las localizaciones de Juego de Tronos.

Pues ahora sí que sí, nos encaminamos al plato fuerte del día, La Calzada del Gigante, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco por sus 40.000 columnas de piedra basáltica que se formaron por erupciones volcánicas hace 60 millones de años.

Al llegar al aparcamiento no vemos donde pagar las 11,50 libras y aunque el acceso peatonal a la Calzada del Gigante es gratuito, si se desea utilizar cualquiera de las instalaciones, incluido el estacionamiento, pero excluyendo el servicio de información para visitantes, se aplicará el cargo.

Por lo que nos ponemos en marcha dejando el coche bien estacionado en el parking y mirando en los salpicaderos de los coches de alrededor que tampoco tienen ningún ticket. Ya veremos que pasa cuando regresemos.

Para llegar hasta las piedras de basalto habrá que andar alrededor de 1,5 kilómetros, también hay un bus que hace el recorrido por 1,5 libras. Pero el paseo es muy agradable y la ida al menos es cuesta abajo.

Las vistas al llegar son impresionantes.

Aquí estaremos al menos una hora muy entretenidos con las olas del mar, las piedras y las vistas en general.

Llegamos al parking pasadas las 6 de la tarde, hora en la que cerraban y nos esperábamos alguna nota, multa o ticket en el cristal del coche, pero no hay nada. La barrera del aparcamiento está abierta y salimos igual que hemos entrado.

Nos ponemos en marcha a nuestro próximo alojamiento que esta a unos 30 minutos de este lugar.

Esta noche la pasaremos en la localidad de Ballycastle, en otro B&B, este llamado Tara House. Su propietaria muy amable y simpática también. Precio de la noche con desayuno 71 euros.

Como va siendo hora de cenar, después de mirar por internet varios lugares, nos quedamos con Anzac Restaurant.

Dos platos de pasta buenísimos, uno con frutos del mar (como lo llaman) y otro con verduras, dos guinness y un café nos cuesta 42 euros.

Sábado, 13 de octubre de 2018

Después de pasarse toda la noche lloviendo, nos levantamos a eso de las nueve de la mañana y sigue igual. Hoy el agua nos acompañará todo el día.

Lo primero será ir a desayunar y nuestra anfitriona nos comienza a preparar el desayuno. Al igual que el del día anterior desayuno típico irlandés con todos sus ingredientes, incluso mas calórico si cabe que el de ayer. Tenemos que dejar la mitad de todo lo que nos pone.

Cuando terminamos cogemos nuestras mochilas y lloviendo nos ponemos rumbo a Carrick-a-rede rope bridge, un puente colgante situado a unos 25 metros del nivel del mar y que fue construido por primera vez en 1755 por los pescadores de salmón de la zona.

Para llegar hasta el hay que andar unos 2 km. aproximadamente desde el parking.

El precio por atravesar el puente es de 8 libras por persona. A mi me parece algo caro, la verdad, pero ya que no hemos pagado ninguna de las atracciones que hemos visitado decidimos cruzarlo y pagar.

Las vistas de alrededor, como por toda la costa irlandesa son chulísimas.

Después de casi una hora volvemos al coche bajo la lluvia, que no nos abandona.

El siguiente destino será The Dark Hedges, una de las localizaciones de Juego de Tronos que es mucho más impresionante en fotos que en la realidad, aunque si que recomiendo su visita.

Es una avenida de hayas que se encuentra a lo largo de la carretera Bregagh entre Armoy y Stranocum donde los árboles forman un bonito túnel de casi 1 km.


Como llueve tantísimo no se si podremos hacer la ruta de unas dos horas caminando, que atraviesa varias cascadas, que tenía pensada para hoy. Como está a unos 40 minutos de donde nos encontramos, hemos decidido que nos acercaremos, ya que nos pilla de camino, a ver si en esta zona ha dejado de llover.

Llegamos a Glenariff Forest Park y todo sigue igual lluvia, lluvia y más lluvia.

Aquí tenéis una web por si os interesa, porque la ruta parece muy chula y creo que puede merecer la pena y más con los colores rojos, característicos del otoño, que tenemos alrededor.

Otra web con información.

Justo en la entrada al Parque encontramos esta cascada no muy grande pero nos sirve como pequeño aperitivo de lo que veremos si realizamos el trekking.


La niebla además está bajando, justo cuando nos estamos planteando si hacer el paseo con lluvia y en 10 minutos tenemos claro que nos vamos a Larne, ciudad donde tenemos nuestro alojamiento para esta noche.

Por esta zona, los colores de los árboles y las carreteras pequeñas, hacen de este lugar un sitio con mucho encanto.

Llegamos a Larne y lo primero, después de ver que el tiempo mejora para mañana, es ir a una oficina de turismo para informarnos que ver en la ciudad y mirar si nos pueden reservar la visita a los Gobbins. También se puede reservar en su web.

La atracción de los Gobbins es una caminata guiada de unas 2,5 horas a través de un acantilado en el que se pasa por algún puente y algún tunel. El precio de la entrada es de 15 libras.

Va siendo la hora de comer y como apenas tenemos hambre con el desayuno de esta mañana decidimos hacerlo en una panadería llamada Ann´s Pantry, donde también tienen algo de comida, como el típico plato del medio día de puré o sopa con un sanwich, que fue lo que tomamos. Precio 10 euros. 

La tarde la dedicamos a estar en la habitación porque con lo que llueve no apetece ir de visitas.

Salimos a cenar y nos decantamos por Billy Andy’s, que buscando en internet es uno de los que mejor ponen calidad-precio.

Ellos se describen en su web como un Pub tradicional irlandés con una excelente cocina contemporánea a precios razonables y es totalmente cierto. Si estáis por la zona no dejéis de probar su comida. 

Nosotros como era cena pedimos sólo un plato cada uno y esta vez coincidimos los dos con chuletas de cordero. Precio de la cena 57 euros, no es barato pero para la calidad está muy bien y más aún tratándose además de un lugar que está en la guía Michelín.

La presentación exquisita y el sabor de la comida más aún.

Este platito es el pan que nos pusieron, ambos buenísimos y con un poco de confitura de higo y pasas.

Y de postre hacen combinaciones de dos o tres mini postres que tampoco tienen desperdicio.

En Larne dormimos en otro B&B, Seaview House Bed & Breakfast por 76 €, algo caro pero con 15 dias de antelación fue el precio más barato que encontré. Yo no lo recomendaría, el sitio está limpio y no está mal pero todo muy anticuado.

Domingo, 14 de octubre de 2018

Como en el resto de alojamientos tenemos el desayuno incluido en el precio. Como ya estamos cansados de tanto plato lleno de comida, tomaré para desayunar una tortilla rellena de verduras, zumo y unas tostadas.

Hoy se ha levantado el día sin lluvia y hasta parece que saldrá el sol.

Nos ponemos rumbo a Belfast pero de camino pararemos un rato a ver la Cascada de Glenoe.

Aunque la cascada no es nada espectacular, el sonido del agua, los colores rojizos mezclados con verde, el entorno en conjunto, hacen que sea un bonito lugar que visitar. Subimos a verla desde arriba.

Continuamos nuestro camino a Belfast y sobre las once de la mañana ya tenemos el coche aparcado al lado del hotel, que hoy es gratis el aparcamiento en zona azul al ser domingo.

Nos alojamos en el Hotel Etap Belfast a diez minutos caminando del centro. Precio 44 € habitación doble, eso si, ya no nos entra el desayuno.

Como no está lejos nos acercamos en primer lugar al St George´s Market, el último mercado cubierto de estilo victoriano que queda en Belfast.

Aquí encontramos puestos de comida, de artesanía o música en directo.

Nuestro siguiente destino será el barrio del Titanic, al lado del puerto el Belfast Harbour Marina. 

Llegamos paseando hasta el SS Nomadic, uno de los barcos que también salieron de los astilleros de Harland & Wolff y que es conocido como el hermano pequeño del Titanic.

Y como no, el Titanic Belfast, un monumento y museo dedicado al RMS Titanic, donde en seis plantas se puede descubrir la historia del Titanic, de la gente y de la ciudad que lo construyó. Se pueden visitar reconstrucciones de los camarotes, de las cubiertas y de las salas de máquinas y también se proyecta al público una conexión en directo con los restos de la nave.

Precio por adulto 18 libras. 

Por la zona también se puede ver las oficinas del Titanic, las esculturas de algunos de los barcos que salieron de los astilleros de Harland & Wolff, el muelle y la estación de bombeo.

Volvemos al otro lado del río para conocer el centro de la ciudad.

Nada más cruzar el puente esta una gran escultura denominada Big Fish, the Salmon of Knowledge, en frente de la Aduana, la Customs House, el mejor edificio de estilo neoclásico en Belfast.

Casi al lado el Albert Memorial Clock y no muy lejos El ayuntamiento de Belfast, donde destaca su cúpula de 53 metros de altura y que se puede visitar gratuitamente a unas horas determinadas.

También se  visita la Queens University, la biblioteca Linenhall, el Ulster Bank, o El Waterfront Hall.

Como va siendo la hora de comer y hemos leído que en esta ciudad se hacen uno de los mejores Fish and Chips de Irlanda, decidimos probarlos en uno de los lugares que recomiendan. 

Fish City, un restaurante en el que por dos fish and chips una cerveza nos cobran 33 euros. El lugar es chulo y la comida está bien, pero le falta algo más de sabor al pescado o a las salsas.

El café lo hacemos justo en frente en el Caffe Nero, precio de un capuchino, un expreso y un trocito de tarta, 8 euros.

Recorremos las animadas calles del centro y en cada rincón hay algún espectáculo o músico callejero y me compro un gorro para cuando dentro de un mes, vayamos a Berlín a ver sus mercados de navidad.

Lo que no visitaremos son los famosos murales de Belfast, esto lo dejamos para otra vez, la escusa para volver.

Y después de descansar un rato en el hotel salimos a cenar.

Intentamos hacerlo en varios sitios: Stix and Stones, que nos dicen que sin reserva no nos cogen cuando había un montón de mesas vacías y en el The Crown Liquor Saloon, el pub más visitado de la ciudad pero que está hasta arriba.

Al final nos acercamos a la zona del hotel y nos metemos en un pub llamado The Bridge House.

La comida es muy normalita, platos rápidos como hamburguesas, ensaladas, costillas… a un precio bastante bueno.

Después nos tomamos alguna cervecita más y nos vamos a descansar al hotel que mañana ya es nuestro último día.

Lunes, 15 de octubre de 2018

Nos levantamos tranquilamente en nuestra última mañana y nos vamos a desayunar a un lugar llamado Harlem, muy cerca del hotel y que ayer a media mañana tenía cola para entrar.

La decoración del lugar es curiosa al menos, antigüedades, cuadros y el personal muy amable.

Lo más importante, el desayuno riquísimo. Precio 28 euros por dos chocolates, un café y un plato cada uno, algo caro pero merece la pena. 

A las fotos me remito.

Volvemos al hotel a por las mochilas y nos ponemos rumbo al aeropuerto. Como vamos pronto y de camino se encuentra el Castillo de Belfast paramos a verlo. Se puede visitar su interior.


Cuenta una leyenda que los habitantes de este castillo solo tendrían suerte mientras viviera en el recinto un gato blanco.

Por eso paseando por los jardines encontramos estatuas, mosaicos y pinturas de este animal, así que también se le conoce como el castillo de los gatos de Belfast. 

Pues ahora si que esto se acaba, ya sólo nos queda devolver el coche y esperar a coger el vuelo que nos lleve a Girona donde a eso de las 17:00 horas ya estamos desembarcando.

Al llegar recogemos nuestro coche que lo teníamos al lado del aeropuerto y que por cuatro días nos han cobrado 19 euros y a casita hasta la próxima salida.

2 Respuestas a “Irlanda del Norte 2018

  1. Pingback: IRLANDA DEL NORTE – BELFAST: POSTS QUE AYUDAN PARA VIAJAR [2] | Viatges pel Món·

Aunque ponga introducir datos o iniciar sesión, no es necesario hacerlo, escribe tu comentario y acepta publicar comentario. No seais timidos!! Animaos!!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s